Continuemos estudiando
Plataforma abc

    Conectate a nuestras redes

Plan Provincial de Lecturas y Escrituras: Docentes que escriben

26 Octubre 2020

En este año tan especial hemos tenido que adaptar las formas de vincularnos. En las escuelas esto se ha dado de maneras diferentes dada la diversidad de la Provincia y de las comunidades que la componen. Cada una desde sus particularidades, ha visto modificada su vinculación pedagógica y humana con las y los estudiantes.  Esas adaptaciones  en busca de sostener los vínculos, han dado lugar a experiencias nuevas que sin duda  pusieron a prueba nuestra creatividad comunicativa.

Desde el Plan Provincial de Lecturas y Escrituras las y los invitamos a contar esas experiencias que se producen. Desde las tareas en una escuela rural, a mensajes emotivos que dieron sentido a los contenidos y abrieron senderos para encontrar la forma de encauzar lo pedagógico. Escribir, registrar la memoria sobre lo que acontece (anécdotas, registro de un día de clases, diálogos, etc), dar testimonio de lo que significa y significó ser docentes en este año atípico. Será materia de lectura hoy y dentro de mucho tiempo, para la memoria personal profesional y la memoria colectiva.

Por eso las y los invitamos a escribir en primer lugar para sí, y en segundo lugar compartirnos esos escritos para que podamos construir la memoria de este año escolar. Y por otro lado, que inviten a escribir a niñas, niños y adolescentes sus propias vivencias, procesos vividos,  para que al tiempo que escriben puedan leerse a sí mismos.

Proponemos el encuentro con las palabras que sin dudas dejarán huellas a través de los testimonios. Leer y escribir para conservar la memoria, recuperando los decires y los sentires de quienes desde cada lugar de la provincia de Buenos Aires se constituyen en los verdaderos protagonistas de esta vivencia tan única como particular.

Escribir puede ser una experiencia más que interesante que nos permita encontrarnos y redescubrirnos en lo común de cada historia, con las singularidades propias de cada contexto educativo, comunitario y familiar, considerando las diferentes realidades que atraviesan la vasta provincia de Buenos Aires.

 

Docentes que escriben sus historias

Los textos se envían al correo del Plan Provincial de Lecturas y Escrituras:  planlecturaspba@abc.gob.ar

Sugerimos que la extensión sea aproximadamente de 3000 caracteres (una carilla de hoja A4), en letra Arial 11.

Opcional:

Registro fotográfico: foto de la escuela y/o que represente lo que el texto expresa. Si en la foto hay estudiantes. En lo posible, que no se vean sus rostros y tener la autorización correspondiente.

Fecha de envío: hasta el 20 de noviembre.

Adjuntar, en un archivo Word, el texto que se envía y repetir los datos que se detallan en el cuerpo del mail. Las fotos se adjuntarán en un archivo aparte donde figure el distrito y nombre de la escuela.

Pautas de envío:

Enviar un correo donde el asunto sea: DOCENTES QUE ESCRIBEN

En el cuerpo del mail: Región; Distrito; Escuela; Inspector; Director; Docente.

 

“Yo nací maestro y escritor”

El maestro Luis Fortunato Iglesias nació en 1915 en Tristán Suárez, provincia de Buenos Aires y falleció el 8 de agosto de 2010 a los 94 años. Retomamos su obra por ser un testimonio valioso para todas y todos los docentes. Dio clases en la Escuela Rural Nº11 de Tristán Suárez, donde tenía todos los grados a cargo y desempeñaba diversas funciones, realidad que se mantiene en algunas escuelas rurales de la provincia. 

“Yo nací maestro y escritor”, con esta afirmación hacía referencia a su trabajo como educador y -movido por la pasión de su tarea- a la escritura de las experiencias que realizaba con sus estudiantes, reunidas en varios libros. 

Fue un innovador en sus prácticas, entre las que podemos mencionar el museo escolar, el laboratorio, y –hacemos especial hincapié- en su concepción de la lectura y escritura, como aquellos “cuadernillos de pensamientos propios”, donde cada alumno podía escribir y dibujar sus vivencias diarias. 

Consideraba importante el uso del lenguaje, no como una repetición mecánica de frases sueltas, sino en la posibilidad de expresar las propias ideas y comprender las ajenas. "Esa es la libre expresión", decía. Para el maestro Iglesias, el aprendizaje era un instrumento de expresión, comunicación y personalización.